Bizcocho de Calabaza y Zanahoria

Hoy te traemos una receta diferente para que disfrutes con nuevos sabores deliciosos y super sanos. Un bizcocho de calabaza y zanahoria tierno, ligero y esponjoso que hará las delicias incluso de los paladares más exigentes. Y además es muy fácil de hacer y la zanahoria tiene grandes propiedades. ¿A qué esperas? ¡Vamos a la cocina!

Dificultad:

Muy fácil.

Tiempo:

10 minutos para la preparación y 35 para cocinarlo. En total 45 minutos.

Ingredientes de Bizcocho Calabaza Zanahoria:

  • Media calabaza pequeña (aproximadamente 250 gramos)
  • 3 zanahorias no demasiado grandes. Unos 150-200 gr.
  • 300-400 gramos de harina
  • 1 sobre de levadura química
  • 100-200 gramos de azúcar, el moreno le dará más colorcito.
  • 4 huevos medianos
  • Algo menos de un vaso de leche
  • Media copa de anís (le dará un gusto especial)
  • Nota: si no vas a utilizar leche y anís, puedes bajar la cantidad de harina para que quede más húmedo. Si te gusta dulce, usa 200gr de azucar y no 100. Si lo quieres más esponjoso hecha 1-2 huevos más o usa 4 XL.

Con estos ingredientes tendremos bizcocho suficiente para 6 personas.

Elaboración, como hacer bizcocho de calabaza zanahoria:

Como siempre, lo primero que tenemos que hacer es precalentar el horno. Así la temperatura estará a punto para cuando terminemos las preparaciones.
Manos a la obra.

  • Tenemos que cocer la calabaza y las zanahorias. Para ello vamos a poner en el fuego una olla con un poco de agua, cuando empiece a hervir añadimos estos ingredientes y los dejamos durante unos 10 o 15 minutos a fuego medio hasta que estén blandos. Escurrimos bien la calabaza y la zanahoria y trituramos con la ayuda de una batidora hasta que nos quede un puré.
  • El siguiente paso es añadir a nuestro puré la leche, lo huevos y el azúcar. Mientras hacemos esto no dejamos de batir en ningún momento. Agregamos el anís y cuando la masa empiece a trabajarse bien incorporamos la harina y la levadura. Sigue batiendo y pon especial atención a que no queden grumos.
  • Vamos a reservar nuestra mezcla. Mientras tanto comenzamos a preparar el molde, lo engrasamos con mantequilla y lo espolvoreamos con harina, con esto conseguiremos que nuestro bizcocho de calabaza y zanahoria no se quede pegado a la superficie.
  • Una vez colocada la masa en el molde lo introducimos en el horno a unos 180 grados durante un tiempo no inferior a 30-35 minutos. Para comprobar si nuestro bizcocho está listo solo tenemos que pinchar su interior con un palo, si sale limpio es que ya está hecho.

Ahora solo queda esperar a que se enfríe un poco ¡y a disfrutar! Esperamos que te haya gustado nuestra receta de bizcocho de calabaza y zanahoria, sana, rica y fácil. Compartela con quien más quieres!.

PD: También puedes probar a hacer un Bizcocho de Calabaza original (Receta) y un delicioso Bizcocho de Zanahoria.

Summary
recipe image
Recipe Name
Bizcocho de Calabaza y Zanahoria
Published On
Preparation Time
Cook Time
Total Time

2 thoughts on “Bizcocho de Calabaza y Zanahoria

  1. sandra

    Hecho el bizcocho de calabaza y zanahoria y no me ha salido bien!! a quedado por dentro compacto, e seguido todos los pasos y los ingredientes tal y como indicabais.
    Vaya fracaso…
    Puede que fuera la harina 400 gramos me pareció una exageración!!
    espero que me respondan

    • Pedro

      ¡Hola Sandra! Por ti he añadido unas notas a los ingredientes 🙂

      Los 400 gr de harina es por el vasito de leche y la media copa de anís, si no se usan, y la calabaza y zanahoria cocida no es demasiada, puede salir algo compacto. La harina “menos seca” es la de trigo, si alguien que me esté leyendo va a usar harina de maíz o arroz, que compense con huevos o liquido, pero quizás seo menos esponjoso y humedo. También depende del tiempo de cocción, el tipo de horno y el molde, pues evapora líquidos. A mi sale como me gusta.

      Lo dicho, si era harina de gluten ye echaste los líquidos indicados, quizá no aclaré bien la cantidad de zanahoria. Te aconsejo pues bajar esa cantidad de harina, o incluso echar un yogur natural en vez del vaso de leche. la mezcla pre-horno debe quedar líquida pero compacta: es decir, que fluya como un líquido pero tenga algo de consistencia. Durante la cocción, cuando haya subido y prueba a meter un cuchillo y ver si “mancha” el interior del bizcocho con humedad. Si no mancha o es muy poco, puedes apagar ya y sacar del horno. El bizcocho debe enfriar fuera para que no se haga de más con el calor residual.

      Gracias por tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>